Ediciones Anteriores

Un caso de onicofagia grave y queratosis artefacta secundario a trastorno del control de los impulsos

A case of severe onychophagia and queratosis artefacta as an example of a serious impulse control disorder

Ángel G. López Pérez-Diaz
Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental; Hospitales Universitarios Virgen del Rocío; Sevilla

DOI: 10.15568/am.2017.801.cc03

Caso Clínico

Ver PDF

Resumen / Abstract

Resumen

La onicofagia consiste en el acto de morderse o ingerir las uñas, principalmente de las manos. En casos graves y cuando no se controla el hábito, puede producir sangrado, dolor, infección y osteomielitis. Se presenta el caso de una varón de 53 años con una onicofagia grave que se complicó con osteomielitis y requirió extirpación de la falange.

Palabras clave: Onicofagia, osteomielitis, amputación

Abstract

Onychophagy consists of the act of biting or ingesting the nails, mainly of the hands. In severe cases and when the habit is not controlled, it can cause bleeding, pain, infection and osteomyelitis. We report the case of a 53-year-old male with severe onicophagia who was complicated by osteomyelitis and required removal of the phalange.

Keywords: Onicofagia, osteomyelitis, amputation


La onicofagia consiste en el acto de morderse o ingerir las uñas, principalmente de las manos. En casos graves y cuando no se controla el hábito, puede producir sangrado, dolor, infección y osteomielitis (1). Entre las hipótesis etiológicas, se plantea la reducción de la ansiedad posterior a la conducta patológica (2). Se presenta aquí el caso raro de un hombre con onicofagia y rasgos narcisistas de personalidad que precisó amputación del segundo dedo de la mano izquierda por osteomielitis.

Varón de 53 años de edad que acudió a las urgencias del hospital con signos de inflamación en el segundo dedo de la mano izquierda sin fiebre ni otros síntomas asociados. Las lesiones que presenta son debidas al hábito repetido de morderse reiteradamente la yema de los dedos (Figura 1). Además, se observan también lesiones compatibles con queratosis artefacta producidas igualmente por su conducta de morderse otras zonas de la mano (Figura 2). Padece Diabetes Mellitus tipo I de 20 años de evolución, y admite que su enfermedad no ha sido bien tratada por su parte. Paciente trasplantado renal en el año 2005, con retinopatía diabética, neuropatía (pie neuropático y gastroparesia) y nefropatía. A la exploración se objetivó edema, tumefacción y enrojecimiento. Al realizar radiografía, se apreció destrucción distal de la tercera falange distal, media y proximal del dedo afectado. Asimismo, tras realizar una resonancia magnética se halló imagen compatible con osteomielitis de las falanges, artritis séptica, delgado absceso subungueal, celulitis y tenosinovitis séptica del tendón flexor. El paciente fue valorado por traumatología y finalmente intervenido mediante amputación del dedo afectado.

cc03 f1 
Figura 1. Imágenes del estado que presentaba el segundo dedo de la mano izquierda

cc03 f2

Figura 2. Imágenes de la queratosis artefacta en mano izquierda.

A nivel psiquiátrico, destaca en este paciente la excesiva exaltación de sus logros personales, así como su actitud quejosa y déspota hacia el equipo médico que le atiende. Nos pregunta ¿”Vosotros qué sois, residentes de primer año, de segundo o de tercero”?, antes incluso de iniciar el primer contacto con el paciente. En una consulta durante la hospitalización con su médica, llega a detener la entrevista y a decirle que “lo que tiene que hacer es estudiar”, que “cómo se nota que nunca ha tenido una hipoglucemia…” Además, revela que anteriormente estuvo visitando a una psicóloga, pero que la dejó “porque terminó dándole vueltas”. Tendía a dar explicaciones extravagantes de lo que le pasa: “me como el dedo porque lo que funciona es el sistema automático, el parasimpático…” Finalmente, se consiguió que el paciente verbalizase su necesidad de dejarse ayudar, con lo que fue derivado a la unidad de salud mental de zona. Para la familia, su conducta es más frecuente cuando está especialmente nervioso, lo que en nuestro juicio responde a un mecanismo compensatorio de su ansiedad.

REFERENCIAS

  1. Lee DY: Chronic nail biting and irreversible shortening of the fingernails. J Eur Acad Derm Venereol 2009; 23: 185.
  2. Pennington NA: The incidence of nail biting among adults. Am J Psychiatry 1945; 102: 241-244.

Dr. Ángel G. López Pérez-Díaz.
Unidad de Salud Mental Comunitaria-Sur.
Hospitales Universitarios Virgen del Rocío.
Avda. Manuel Siurot, s/n. E-41013 Sevilla.
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Actual. Med.
2017; 102: (801): 105-106
Enviado: 19-06-2017
Revisado: 20-06-2017
Aceptado: 28-07-2017

Boletín de noticias

Suscríbase gratis al boletín.

Latindex · IME · DOI

logo doi

Patrocinado por:

Fundación Benéfica Anticancer San Francisco Javier y Santa Cándida

ISSN

Revista Actualidad Médica
ISSN: 0365-7965
(Edición impresa)
Edita la Real Academia de Medicina y Cirugía de Andalucía Oriental.
Avda. Madrid 11. 18012 Granada · España.